Historia de Toyota en Venezuela

 

En Venezuela, los hermanos Bilbao, de origen cubano establecen conversaciones con Toyota, iniciando así la distribución de vehículos en Caracas (Bello Monte). La falta de experiencia en la rama automotriz los obliga a vender la franquicia a los empresarios Carlos Siso Paván y Alfredo Behrens, quienes suscriben convenio con la firma Toyota Motor Company de Japón, para continuar la importación y distribución en Venezuela de los vehículos Toyota Land Cruiser FJ-40 techo de lona, quedando fundada el primero de diciembre de 1957 la empresa Tocars, C.A

En 1963, por decreto Presidencial, se prohibe la importación de vehículos, lo qué obliga a Tocars C.A., a contratar los servicios de la empresa “Ensamblaje Superior“ ubicada en la Avenida Sucre de Catia, Caracas, para ensamblar los vehículos FJ-40 techo de lona y FJ-45 pick-up, bajo la supervisión directa de Tocars C.A., convirtiéndose así en la primera planta de ensamblaje Toyota en ultramar.

La marca Toyota comienza a penetrar en el mercado automotriz venezolano a paso firme, manifestándose rápidamente un crecimiento sostenido en la demanda de sus productos, lo que hacía insuficiente la infraestructura de la empresa Ensamblaje Superior.Tal situación conduce a la directiva de Tocars a la búsqueda de alternativas que le permitan continuar sus operaciones ajustadas a los nuevos volúmenes de producción que el mercado exigía, así como su proyección futura.

En tal sentido Tocars, hace contacto con la empresa “lndemaca”, ensambladora de los camiones International, ubicada en la ciudad de Maracay, estado Aragua, la cual disponía de amplias instalaciones que permitían la incorporación de nuevas líneas de ensamblaje. Para 1970 se inicia el ensamblaje de Toyota en Indemaca, incorporándose dos nuevos modelos correspondientes a las series: HIACE y FJ-55.

En 1979 motivado a un acuerdo entre el Ministerio de Fomento y Tocars, se inician los estudios que conllevan al proyecto de construcción de una planta ensambladora para vehículos y montacargas en la Ciudad de Cumaná, estado Sucre, contando para ello con el financiamiento del Fondo de Inversiones de Venezuela (F.I.V).

El 21 de Noviembre de 1981, comienzan oficialmente las operaciones de ensamblaje en la planta de Cumaná, siendo su Presidente el señor Francisco Paván. Aparece un nuevo modelo, la camioneta Station Wagon FJ-60. En el mes de Abril de 1986, concluye el contrato con la empresa Indemaca originándose así la mudanza definitiva de todo el proceso de ensamblaje a Cumaná. En ese año, se inicia el ensamblaje de vehículos de pasajeros Toyota Corolla, lo cual es un factor determinante en la consolidación de Tocars como empresa ensambladora.

En el año 1989, la situación económica del país fue afectada seriamente por cambios en la política gubernamental, produciéndose una acentuada y progresiva devaluación de nuestro signo monetario, lo cual motivó la búsqueda de financiamiento externo para cumplir con las obligaciones contraídas y evitar, de esta forma, el inminente cierre de su planta. Toyota Motor Corporation, consciente de esa situación y gracias a las extraordinarias relaciones comerciales mantenidas con la empresa Tocars por espacio de treinta y dos años, aceptó el reto de servir como ente financiero, convirtiéndose así en el socio mayoritario de la misma.